San Andrés y Providencia es un pequeño paraíso en medio del Mar Caribe, uno de los mejores paisajes que el mar puede ofrecer. Turistas de diferentes partes del mundo llegan al Archipiélago de San Andrés y Providencia para disfrutar de sus hermosas playas coralinas de arena blanca y conocer el mar de los siete colores, que con sus aguas transparentes y oleaje perfecto es ideal para practicar diferentes actividades acuáticas.

Esta región esta sumergida en las tradiciones africanas de las antillanas de raigambre anglo, por esto su gente se mueve al ritmo del calypso, el reggae y otros sonidos caribeños, que se entre mezcla bien con la acogida de los isleños siempre dispuestos a compartir tradiciones como el creole, su lengua nativa.

Aquí te dejamos algunos artículo que te pueden gustar

San Andrés Islas mucho más que mar

Johnny Cay, la belleza de la naturaleza

Vuelta a la Isla

 

¿Qué hacer en San Andrés?

En San Andrés podrás disfrutar de la playa, practicar deportes náuticos como el snorkel, snooba y buceo, actividades que te harán aprovecha del caluroso clima de la Isla, el cual oscila entre los 17ºC y los 33ºC.

Un lugar perfecto para el ecoturismo, en un mar cristalino que alberga una diversa vida marina de peces coloridos y corales rebosantes de vida que encantan a los viajeros. En este hermoso lugar te arriesgas a vivir tardes de playa y compras en el puerto libre, noches llenas de música y baile sin olvidar la calidez de los isleños.

Este destino es sin duda uno de los lugares que llega al alma de los viajeros por la belleza de sus paisajes, la calidez de su gente y la magia de la naturaleza.

Tradición isleña

Para hablar de tradición isleña, la primera recomendación en San Andrés es visitar la Casa Isleña un lugar en el que es posible conocer toda la cultura a través de la estructura de sus casas, su gastronomía, su lengua, su música y su historia, un lugar que te expone de la mejor forma lo que es la vida isleña.

En medio de todas las aventuras del Pirata Morgan de Jamaica a San Andrés, algo de la cultura antillana también se quedó en esta encantadora isla, llena de semillas de sabores, plantas aromáticas y vestigios de gastronomía que hoy conforman una de las culturas colombianas más ricas: la raizal.

Con un idioma propio, creole: mezcla de inglés isabelino, español y dialectos africanos; también hablan español e inglés moderno, así que la comunicación con los viajeros es muy sencilla.

Esta reunión cultural dejó una huella en la música entre la cual se encuentran el reggae, reggaetón, raga, soca, calypso, merengue, vallenato y salsa. Todo tipo de música para todo tipo de bailarín. Por consiguiente los isleños tienen una forma muy especial de ver la vida, tocan el alma de los viajeros para mostrarles una forma diferente de vivir.

“Descubre el azul infinito”